Estrategias de remarketing: Buenas ideas para implementar tu campaña sin ser invasivo

El remarketing es una técnica de marketing online que permite mostrar anuncios a usuarios que ya han visitado nuestra página web.

Por ejemplo, cuando un usuario se va de nuestro sitio web sin comprar nada. El remarketing nos ayudaría a conectar de nuevo con él mediante el impacto de anuncios relevantes.

También llamada retargeting o de recuperación de carritos. Esta estrategia digital muchas veces es criticada por ser algo invasiva por la insistencia en el envío de anuncios, pero en muchos casos es efectiva.

Por ejemplo, cuando un usuario busca un destino a donde viajar en avión, pero no realiza la compra. Unos minutos después se reconecta con él a través de los sitios que navega, con anuncios publicitarios sobre lo que antes estuvo buscando. A esto se llama remarketing.

La estrategia es impactar al usuario con productos con los que sabemos que tiene altas probabilidades de terminar comprando.

Este conocimiento se adquiere a través de cookies almacenadas en el navegador de dicho usuario y que acumulan información sobre su navegación dentro de la página: búsquedas, interacciones, visualizaciones, clics, etc.

Es obligatorio que el sitio web informe al usuario de la utilización de estos archivos. Pero a pesar de esto, en muchas ocasiones, son pasados por alto.

A todos nos ha pasado sentir cerca la “persecución comercial”. Muchas veces nos invaden anuncios similares en todas las páginas donde navegamos. Sin embargo, existen una serie de buenas prácticas que se pueden llevar a cabo, para que la experiencia con el remarketing sea positiva y satisfactoria para todas las partes implicadas.

Algunas sugerencias para no ser invasivo en el uso del remarketing:

  • Límite de frecuencia: se limita el número de veces que un usuario habitual visualiza nuestros anuncios y evita que los clientes potenciales se sientan abrumados por ellos.
  • Segmentación de público: Si el usuario mira algún producto, podemos servirle anuncios más concretos sobre nuestra oferta de productos. Independientemente del nivel de interés del usuario, la segmentación de audiencia garantiza que estamos publicando anuncios atractivos y relevantes.
  • Segmentación demográfica, geográfica y contextual: La segmentación nos ofrece la oportunidad de ajustar las ubicaciones de nuestros anuncios. Lo que nos garantiza una mayor relevancia y rendimiento de los mismos. Los anuncios pueden segmentarse según la información demográfica, como la edad o el sexo; los factores contextuales, como el tema del sitio web; o los datos geográficos.
  • Reconversión: Los clientes que ya han comprado pueden seguir formando parte de nuestra campaña de remarketing, pero lo que no podemos pedirles es que realicen la misma acción dos veces. Ahora tenemos la oportunidad de volver a impactar a los clientes actuales con nuevos anuncios. En lugar de mostrarles lo que ya han comprado, podemos emplear los anuncios con objetivos innovadores, para ofrecerles descuentos para nuevas compras.
  • Creatividad: ejecutar una campaña con los mismos anuncios durante meses desemboca en un menor rendimiento. Los usuarios, después de ver los mismos anuncios una y otra vez, dejan de tener tanto interés. Si cambiamos las creatividades cada poco tiempo, es muy probable que evitemos ese bajo rendimiento.

Como siempre, te recomendamos que te contactes con un proveedor de remarketing. Para que te asesore e implemente efectivas estrategias para llevar adelante estas acciones publicitarias online.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest