Con un buen plan de comercio electrónico, éxito asegurado para tu Tienda Virtual

Si ya tenés tu Tienda Virtual, es hora de que pienses en un claro Plan de Comercio Electrónico, ya que la venta por sí sola con la Tienda no funcionará. O al revés: si estás pensado en implementar tu Tienda Virtual, primero planificá bien tu estrategia de Comercio Electrónico y tu “ecosistema digital”.

Tres aspectos fundamentales que debes considerar al momento de desarrollar un Plan de Comercio Electrónico

compras por internet

Aspecto Logístico/ Legal

Es importante definir la cadena de suministros y vías de comunicación. Corresponde tener claros temas como la producción y/o compra, almacenamiento, distribución, etcétera. Tendremos que tener en cuenta detalles como políticas de cambio, políticas de devolución, políticas de entrega: horarios, turnos, lugares de reparto, costos, entre otros. Son numerosos los emprendedores que no consideran este aspecto o lo dejan para el final del desarrollo. Es importante tener definido estos temas desde el inicio del proyecto. Si no se considera de modo adecuado, se puede trabar todo el plan comercial de tu Tienda Virtual.

Aspecto Comercial

Este punto es el combustible que hará arrancar y echar a andar nuestro comercio electrónico. Hay que definir la estrategia de lanzamiento y mantenimiento del Ecommerce. Puede incluir influenciadores, video marketing, pauta digital en Facebook y Google, entre otros medios. Aquí no solo es importante definir el presupuesto, sino también el público objetivo al que nos vamos a dirigir. Un buen plan de comercio debe incluir presupuesto para marketing digital, si no nadie te conocerá. Además, conviene echar una mirada a otros que ofrecerán lo mismo, para estar al tanto sobre qué se está utilizando, precios que ofrecen y modos de difusión. Antes del lanzamiento de tu Tienda Virtual, conviene que cuentes con el plan de marketing que potenciará tu inserción en el mundo del ecommerce.

Aspecto Técnico

En este punto es conveniente considerar todo lo referente al desarrollo e implementación de la Tienda Virtual. Es fundamental considerar la usabilidad y accesibilidad. La tienda virtual deberá estar basada en la identidad corporativa de la marca. Pero también se deben considerar aspectos técnicos sumamente importantes: alojamiento, integración con algún sistema in house o ERP, para definir la integración del stock, precio, almacén, etcétera. Definir claramente los modos de pago, así como la implementación con las tarjetas de crédito y/o pasarelas de pago. Debemos tener bien claro el funcionamiento del Administrador de Contenidos y que este incluya un sistema de reportes. Finalmente, un punto que a esta altura es tácito en todo desarrollo web: que sea responsive.

¡Listo! Con estos tres aspectos bien pensados, en términos generales hay muchísimas probabilidades de que tu proyecto funcione. ¡A la acción!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest