Tips indispensables para comenzar a tomar buenas fotografías y compartirlas

Este artículo sobre ¿cómo tomar buenas fotografías? es un poco largo. Pero si te interesa el tema, no te lo pierdas.

Con el uso masivo de los smartphones que cuentan con cámaras incorporadas, en general de muy buena calidad, todos nos hemos convertido en potenciales fotógrafos. Compartimos nuestras imágenes en las redes sociales. También almacenamos grandes volúmenes de fotografías y las enviamos por Telegram o Whatsapp a amigos y conocidos. A la vez, para nuestros emprendimientos económicos necesitamos tomar constantemente imágenes de  productos y servicios. Es el mejor modo de promocionarlos.

Sabemos cómo tomar buenas fotografías?

Se ha proliferado masivamente el uso de la fotografía para comunicarnos, pero ¿sabemos de qué modo tomar imágenes para que sean atractivas y estéticas? Te recomendamos algunos tips para tener en cuenta al momento de desempeñarte como un fotógrafo.

una imagen mil palabras
Una imagen mas que mil palabras

Controlá la exposición y la iluminación

Conviene apoyarnos en algún objeto para tomar una foto si la luz no es muy buena. Si no tenemos nada sobre lo que apoyarnos, la mejor manera de proceder es sujetar el smartphone con ambas manos, apoyar los codos contra nuestro propio cuerpo, tomar aire, y exhalarlo lentamente justo antes de tomar la foto. Ante todo es mejor no frustrarse. Hay condiciones de luz en las que es casi imposible tomar una buena foto sin un trípode.

Nada es peor que una foto con demasiadas zonas oscuras, o quemadas por la luz. Conviene ver bien lo que estás encuadrando y moverse ligeramente para ajustar la iluminación de la mejor manera posible. A veces no hay nada que hacer, pero otras un ligero cambio de encuadre mejora la foto sustancialmente. Si te parece que la imagen se ve demasiado clara, pulsá en diferentes puntos de la pantalla para tratar de compensar el exceso de luz.

La iluminación es una herramienta tan importante como la cámara misma. Generalmente, la luz natural del sol es la mejor opción. Si estás en interiores, abrí las cortinas para dejar entrar tanta luz como puedas y, sí te es posible, lográ que el protagonista de tu fotografía esté cerca de una ventana. Cuando sólo disponés de iluminación artificial, conviene asegurarte de poner las lámparas de manera que estén apuntando totalmente hacia lo que querés fotografiar, ya que este tipo de luz suele ser irregular. Si contás con una lámpara o iluminación superior, fijate la dirección hacia la cual apunta la luz. También observá si es necesario generar un foco de luz del lado contrario para balancearlo.

Utilizar la función HDR sólo cuando la toma lo requiere

La función HDR se ha vuelto prácticamente universal en los smartphones más recientes, pero hay muchas personas que no saben para qué sirve o cómo funciona exactamente.

En esencia, lo que hace el modo HDR es tomar varias imágenes en las que varía la luminosidad, y después combinarlas en una sola foto. Como regla general, el HDR es efectivo cuando estamos tomando una escena en la que se ven áreas muy oscuras, y áreas muy claras. Sin embargo, conviene no dejar siempre activa esta función porque no sirve para nada en fotos en las que la iluminación está equilibrada. Y puede arruinar las fotos en las que el objeto se mueve rápidamente.

Mantenerse inmóvil al momento de la toma

Quizás se trate de algo obvio, dado por sabido. El hecho de moverse al momento de tomar la fotografía es la causa de esa situación tan habitual en la que la foto parece buena. Pero, cuando hacemos zoom o la vemos luego en un tamaño mayor, está ligeramente borrosa. A menos que estemos tomando fotos bajo muchísima luz, lo mejor para evitar la trepidación es no moverse cuando tomemos la foto.

Espera unos segundos antes de tomar la fotografía

Recordá que sos vos el que toma esas buenas fotografías, que la cámara por sí sola no hace magia. La idea de ser un fotógrafo es compartir tu perspectiva única con los demás. Por ello tener una mirada original suma muchos puntos. Es importante visualizar cómo querés que se vea tu foto antes de tomarla. Esto significa darse el tiempo de considerar qué cosas hay en el cuadro e idear la mejor composición.

Para que una foto genere impacto, no deben haber distractores que hagan que quien mire la fotografía se fije en algo que no era el centro de la composición.

Tómate un momento para considerar si estás cortando una parte importante. Si sobra espacio arriba o abajo, si hay un objeto poco importante ocupando mucho espacio. Reflexionar unos segundos antes de tomar la imagen puede mejorar considerablemente tu fotografía.

Prestá atención a las líneas

Las líneas horizontales deben estar derechas a menos que las hagas en diagonal con algún efecto creativo. Existe opción cuadricula en el smartphone para asegurarse que el ángulo es correcto. También se usa con regularidad la cuadrícula de 9 cuadros como para dividir la foto en tercios. Esto se llama la Regla de los Tercios: intenta ubicar los puntos de interés de tu fotografía sobre las líneas o en los puntos en que las líneas se cruzan y tus buenas fotografías se verán, naturalmente, más balanceadas para quien las aprecie. Sirve bastante a la hora de crear composiciones que sean atractivas a la vista.

Moverse, correrse, acercarse

Un error común entre los amateur de la fotografía es que todas sus fotos se ven iguales. Es importante moverse, experimentar y explorar todos los ángulos que puedas. Si estás fotografiando a una persona, puede que quieras enfocarlos desde un punto más alto para que se vean más pequeños o más elegantes. Si querés mostrar que la persona es relevante,  por ejemplo, podés intentar fotografiarla desde un ángulo más bajo para que se vean más grandes. Siempre buscar nuevos enfoques y perspectivas, puede mostrar al mismo objeto, de modo totalmente disímiles.

Un ejercicio: Tomar muchas fotografías

Proponete sacar entre 10 a 20 fotos de lo mismo, asegurándote que cada fotografía sea única. Esto te dará diversas opiniones y ayuda mucho a la hora de tomar buenas fotografías de personas. También podés intentar comparar fotografías usando diferentes iluminaciones. A veces, una luz más baja hará que la foto se vea misteriosa. Mientras que una luz más brillante puede hacer que la fotografía se vea más feliz o más honesta.

Pensá en el “algo más”

Toda perspectiva, punto de vista, color, enfoque, puede mostrar algo más. Una fotografía aunque parezca algo literal, puede esconder numerosos sentidos. Preguntate en tu interior qué estás queriendo comunicar, para quién, qué idea querés transmitir. Luego toma tu cámara y ¡a la acción! La inspiración puede estar de tu lado para proponer una perspectiva innovadora que logre hacer llegar a los demás ese significado que tanto te interesa transmitir.

Con estos simples tips, muchas ganas, entusiasmo y dedicación podrás conseguir esas buenas fotografías. Podes comenzar a ser un fotógrafo desde hoy!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest